Las clases de yoga en Vallirana son herederas directas de una larga y rica historia.

Es cierto que es muy complicado precisar el momento exacto en el que el yoga apareció como tal, con todas sus dimensiones en cuanto a ciencia y filosofía, tal y como lo entienden en las clases de yoga en Vallirana. No obstante, existen pruebas arqueológicas que datan nada menos que del año 3000 antes de Cristo en las cuales se constata que la práctica del yoga se realiza, cuanto menos, desde aquellos tiempos tan remotos. Impacta, ¿no es cierto?

Con aquello de pruebas arqueológicas nos referimos a una serie de sellos de piedra en los que aparecen representadas figuras que están manteniendo posturas yógicas o de meditación. Estos sellos fueron encontrados en el valle del Indo.

A pesar de ello, algunos investigadores sitúan el auténtico origen del yoga en los Vedas, una colección de escrituras formada por cuatro textos, los cuales también proceden de la India y datan del año 1500 antes de Cristo. En dichos libros, que son los más antiguos de la literatura de este país asiático, encontramos por primera vez referencias sobre el yoga y su práctica como ciencia de vida y filosofía.

En cualquier caso, y sea cual sea su procedencia exacta, el yoga se vino desarrollando a lo largo de varios siglos de la mano de grandes sabios que trasmitían sus enseñanzas, casi como si fueran revelaciones divinas, directamente a sus discípulos. ¿Imaginas haber estado presente en alguna de dichas sesiones? ¡Sería magnífico!

De esta manera, y gracias a la transmisión oral y escrita, la milenaria práctica del yoga ha llegado hasta nuestros modernos días. Si tú también quieres probar con el yoga, la meditación zen y otras técnicas de meditación, no lo dudes y contacta con nosotros en el Centre de restauració corporal.